miércoles, 10 de diciembre de 2014

Exhibida y Cazada

AUTORA: YOLANDA







Llevo ya un cierto tiempo vistiéndome de tía en la intimidad. Al principio era solo eso, vestirse de tía en la intimidad, sin salir a la calle y montarme mi propia fantasía de convertirme en chica y poca cosa más. Pero la fantasía ha ido yendo a más y empecé a quedar con tíos para que me follaran, siendo yo la tía y últimamente ya me estoy soltando, quizá demasiado, y estoy saliendo a la calle vestida de tía. Bueno, a altas horas de la madrugada y por zonas poco transitadas. En las pasadas fiestas del Orgullo en Madrid, llegué a dejar el coche aparcado justo a unos 10 metros de un portal en donde estuve haciendo como que llamaba al telefonillo. Eran sobre las 2h30, yo vestida cual zorrón...y algunos coches pitándome. Otra cosa que hacía era simular que salía de mi casa, un portal en plena calle, caminar un rato por la acera y luego, unos coches antes del mio, salirme a la calzada, caminando pegada a los coches hasta llegar al mio. Así les daba tiempo claramente para verme, exhibiéndome descaradamente y eso me ponía a mil, el exhibirme así públicamente…aunque fuese a altas horas de la madrugada. Y más de uno pitó y levantó el pie…



Esa noche iba vestida como casi siempre. Peluca y tacones no tengo, por desgracia. Digo por desgracia porque me chiflaría ir con tacones, no muy altos ni con mucha plataforma, ya que soy bastante alta de por sí, pero sí unos taconcitos. Y peluca….pues la verdad es que me gusta ir rollo “garçon”, como una tía con el pelo muy cortito. De ropa suelo llevar unos ligueros con medias de rejilla o con un estampado curioso. La faldita muy corta…me tapa justo las nalgas, pero a nada que me agache un poco, se me levanta y se ve todo…no creo que tenga más de 20cms de larga o 25 a lo sumo. Muy bajita de cadera. Un conjunto de tanga finito y sujetador a juego, rosa, con una rejilla negra por encima, dándole un toque como “gótico-sexy”. Y relleno….sí, soy CD, travest…no soy transex. Uso relleno hasta alcanzar casi una 95 o incluso 100. Y por encima, una camisetita corta, más o menos a la altura del ombligo, quizá un pelín más subida, pero sin exagerar. El caso es que entre lo cortita que es la faldita y que la camiseta tampoco es muy larga, voy luciendo bastante “cacha”, jejee.



Estaba tan cachonda que no sabía qué quería. Cuando llegaba al coche y me metía dentro….al rato volvía a salir, como si acabara de aparcar, y otra vez el mismo procedimiento. Caminar un poco por la calle hasta haber pasado algunos coches y meterme en la acera. Llevaba puesto el pequeño dildo por el culo, a cada paso que daba se movía en mi interior, notaba como si estuviese hurgando en mi interior…estaba a mil, me sentía una auténtica niñata cachonda, deseosa de rabo. Hoy estaba más salida que nunca, dejándome ver…algo que hasta ahora nuca me había atrevido a hacer. El caso es que pasó un coche que aminoró la velocidad…yo iba de camino a mi coche y aunque no lo ví, sí que lo oí levantar el pie y pasar justo a mi lado… 



- Eh, guapa…menuda pinta de puta llevas, no? Jajaja!! A dónde vas?



Ya me había planteado una situación similar y tenía estudiada mi respuesta.

- A una fiesta, de disfraces.

- Y qué? Vas disfrazada de puta?! Jajajaj Ven, acércate que te vea….acércate, coño!!!



Estaba tan excitada y acojonada que no sabía que hacer….ni siquiera le miré a la cara, solo podía ver su mano sobre la palanca de cambio, un coche negro, con las lunas tintadas…



- No me hagas salir del coche, coño!!! Ven aquí!!!



Me acerqué a su puerta, pero no sabía qué decir…..Según me acerqué a él, zas!! Noté un flashazo en toda la cara…

- Has salido preciosa!! Seguro que sales genial. Tienes twitter? Mira, voy a aparcar allí, sígueme…deja aquí tu coche. No se te ocurra escapar, no veas lo rápido que vuelan las fotos



Joder! Estaba pillada, se me aceleró el corazón, no sabía qué hacer. El tio terminó de aparcar y se bajó del coche…

- Vienes o qué, zorra?! Dijo mientras agitaba su móvil.



Crucé la calle, corriendo con unos saltitos, haciendo que se me moviese un poco el relleno de mis tetas, y llevándome unos cuantos pitidos de regalo. Cuando llegué a su altura, me soltó un buen azote, acompañado de una risotada.

- Así que a una fiesta de disfraces, eeh? Jajaja, qué pinta de zorra tienes. Qué pasa? Perdiste una apuesta con tus amigos y éste es tu castigo?

- Sí, bueno, me toca pringar…

- Jajaja, pues nada, vente conmigo, que vamos a hacer la prefiesta…



No tenía elección. Nos acercamos a un banco en el límite de unos los parques que hay por la zona, pasaban coches relativamente cerca, pero no había mucha gente caminando por ahí. LA zona de botellón estaba bastante alejada, con lo cual no era una zona de mucho tránsito. Nos sentamos en el banco y enseguida, el tio se sacó la polla del pantalón, medio dura ya…lejos de estar blanda. Bastante gorda, descapullada…sin un pelo, de hecho el tio tenía pinta de estar del todo rasurado, de esos de gimnasio que se depilan a conciencia.

- Lo siento, no puedo hacerlo…voy a llegar tarde a la fiesta. Imposible….pero si quieres podríamos quedar otro día…

- Jajaja, te crees que soy gilipollas? Tú de aquí no te vas hasta que yo te lo diga…me está quemando el dedo de enviar tu fotito de super modeluqui, jejeje.

- Por favor…te lo suplico…



El tio desbloqueó la pantalla y se metió en twitter…

- Por favor, para, para…está bien, lo haré.



Me coloqué a horcajadas sobre el banco y me incliné sobre su polla, relamiéndosela, humediendo su piel, salivándola, llegué a tragármela un poco. Suelo hacerlo cuando aún no están duras del todo y al sacármela e ir a lamer sus huevos, de repente escuché cómo se reía

- Jajajajaja, pero si has resultado ser un auténtico zorrón!!!! Mira tu foto…



Y cuando me enseñó la foto, solo pude ver un borrón…Nada más enseñarme el móvil, me agarró del pelo para volver a inclinarme sobre su polla.

- Pero ya que te has puesto, sigue, zorrón!!! Hasta que se me ponga dura no te vas a levantar de aquí.



Pasaban coches, incluso algunos grupos de personas al otro lado de la calle por la acera, y yo ahí con la cara hundida en su paquete, con su polla creciendo poco a poco en mi boca. Relamiéndole el frenillo, subiendo con mi lengua desde sus pelotas hasta la punta de su polla. Cuando llegaba a la punta, me la tragaba, apretando con los labios mientras me la metía y succionando cuando la sacaba. Le masturbaba con mi mano libre, su polla bien salivada…se estaba poniendo como una roca. En alguna ocasión, me hundió la boca sobre su polla….

- Ooohhh!!! Qué bien la chupas, puta!!! Se ve que no es la primera vez que lo haces, jajaja…..sigue, sigue….



Me agarra del pelo y me vuelve a hundir la polla en mi boca y me la mantiene ahí un rato

- Ahí puta, ahí…..síiii, chupa!! Chupa!!!



De repente me sacó su polla de la boca de golpe y se levantó. Se levantó sin guardársela polla en el pantalón…joder, era enorme, no me había dado cuenta. Solo alguna de las arcadas que me llevé me indicaban que tenía buena polla, pero no la había visto en todo su esplendor. Me levantó del banco y nos introducimos un poco más en el parque. Se quedó un poco detrás de mí y me soltó unos cuantos azotes, de esos que hacen clac!!! De los que pican…dejándome el culo rojito y yo más a mil aun….Me empezó a sobar un poco por el culo y notó el dildo que suelo llevar puesto. Le dio un par de toques, no sin antes reírse de la sorpresa de que yo llevara el dildo metido….cual puta. Y me lo sacó, me lo sacó de golpe….se me escapó un gemidito y él contestó con otro azote.

- Calla puta!!!



Y noté cómo su capullo me rozaba las nalgas y empezaba a hurgar entre ellas….pero antes me volvió a poner de rodillas para que le volviese a chupar la polla, de rodillas, sujeta por mi pelo que él usaba para mover mi cabeza adelante y atrás, solo unos instantes….hasta que su polla quedó bien salivada. Me levantó de golpe y me tiró contra el césped…Oí como se desabrochaba del cinturón y se lo sacó. Yo me puse a cuatro patas, excitadísima, con el culo en pompa y noté un par de azotes con su cinturón. Hasta ahora solo me habían azotado con la mano, pero no con un cinturón…me puso a mil.

- Veo que eres una auténtica puta que el va la marcha…..ahora va a llegar lo bueno, ya verás, jajajja



Yo estaba callada, no tengo voz de chica, pero tampoco de camionero, tengo voz normal de chico, pero trato de hablar lo menos posible. Si acaso algún gemido, pero nada más que eso. Noté la punta de su polla colocándose en la entrada de mi culo…aún ligeramente dilatado del dildo que

llevaba metido toda la noche. Noté cómo se introducía poco a poco, quemándome un poco, esa puntita de dolor me excitaba más aún. El tio seguía metiéndola, lentamente, pero sin parar….notaba como ese trozo de carne se me hundía cada vez más dentro y más adentro. Y siguió hasta meterla entera…hasta que noté su cadera contra mis nalgas.

- Ummhh…qué bien entra, puta….síiiiii, te voy a follar hasta reventar…



Y de repente sacó su polla de golpe, haciendo vacío en mi interior… Se me escapó un gemidito de sorpresa y placer, a lo que él contestó con un buen par de azotes.

- Prohibido disfrutar, pedazo de puta….al próximo gemido te suelto otro par de azotes que no vas a poder sentarte en días.

- Vale, vale…



Me tuve que morder el labio en repetidas ocasiones para callarme frente a sus embestidas. El cabrón empezó a acelerar el ritmo. ME calzó un par de metidas que me llegaron hasta el fondo…me iba a perforar…eché un brazo atrás, apra tratar de frenarlo, pero el tio me retorció el brazo en la espalda y sigió taladrando, riéndose, mofándose de mí

- Jajaja, una fiesta decía la puta…seguro que les ibas a comer la polla a todos tus amigos, jejee. Llevo sin follar como una semana…te lo voy a echar todo, te va a salir por la boca, jajajja



Y el tio agarrándome por la cadera, con fuerza, con saña, con desprecio, mientras aumentaba el ritmo de su enculada, chocando sus caderas contra mis nalgas, me rebotaba todo el cuerpo. Su polla me quemaba por dentro, era una sensación extraña, de excitación, de dolor, de humillación. Sentía como me escupía por la espalda, en la cabeza… En ocasiones se sacaba la polla y me la hacía lamer, no sin antes haberse escupido sobre ella. Noté un par de lapos sobre mi culo, justo antes de volver a meterme su polla. El tio soltó mis caderas para apartar mis nalgas, clavando sus uñas, para que su polla entrara mejor. Yo trataba de sujetarme contra el suelo, mantener la postura a cuatro patas, pero mis brazos flaqueaban y me caía contra el suelo….

- Joder puta, qué pasa?! No tienes fuerza en los brazos para sujetarte??! Menuda estúpida de mierda eres!!!



Me levantó de los pelos y me llevó a una especie de murete que había de granito. Rodeaba una especie de fuente apagada y me inclinó sobre el murete.

- Más te vale que esta sea la buena….



Y volví a notar cómo su polla se adentraba en mi interior. Estaba vez sin la tranquilidad con la que se tomó el meterme la polla al principio. Noté como se me entrecortaba la respiración del pollazo. ME tuve que morder fuerte el labio, aguantando el gemido…que creo que en cierto modo era de placer. Porque he de reconocerlo….estaba a mil, me estaba sintiendo como en una peli porno,

usada, humillada…justo lo que llevaba deseando desde hacía tiempo, que me follara una buena polla dura. Empezó a bombear al mismo ritmo que antes, pero estaba vez con más rudeza y rapidez.

Se me ocurrió contonear la cadera, como suelen hacer las tías en las pelis y enseguida recibí un par de azotes y un tirón de pelo, llevándome la cabeza hacia atrás, arqueando más la espalda…

- Qué haces zorra!!! Vas a hacer que me corra antes de tiempo, puta viciosa!!!



Pero lo inevitable llegó al poco rato. Noté como sus embestidas se convertían en más convulsas, más duras

- Me corro puta!!! Me corroooo, aaaahhhhhh….ssiiiiii, toma lecheeee!!!!!



ME soltó de la cadera y acompañó cada chorro de leche con una buena embestida

- Así!! Toma! Toma! Sí! Sí! Toma lefazo, guarra!!! Soy el puto amo, putón!!



Poco a poco empezó a descender la intensidad de sus embestidas, cuando llegó su última corida, lo acompañó de la última embestida. Se sacó la polla rápidamente y de un tirón de brazo, me volvió a poner de rodillas

- Venga, límpiamela, niñata!!!



Me esmeré, lamíéndola bien a fondo, saboreando rastros de leche, saliva. Y cuando consideró que ya la tenía limpia, se fue sin más, dejándome ahí, taladrada, con una sensación de vació interior extraña y con el culo chorreando. Recién follada, humillada..ahora me tocaba volver al coche, de vuelta a la dura y asquerosa realidad y con ganas de volver a salir de marcha la próxima noche.

6 comentarios:

  1. que rico esa verga que te metio con ganas

    ResponderEliminar
  2. Me he escitado bastante al leerlo.Yo también me visto de mujer een la intimidad y me gustaría hacer de mujer para un hombre y salir con él a cenar y después ir a bailar y por último chuparle su miembro y que me penetrara

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo me atrevi una noche a vestirme de mujer y fuí a una discoteca y un chico se acercó y nos pusimoas a hablar y a tomar copas y al ffinal estuvimos bailando hasta que me dijo que me quería hacer mujer y nos fuimos a su piso y alli le chupé su polla hasta que se corrió dentro de mi boca y después me desvirgó y aunque al principio me dolió un poco después disfruté mucho al ser penetrada y me hizo sentirme mujer. Y nos vemos de vez en cuando y viene a recogerme cuando estoy vestida de mujer y slimos por ahí y ya no me sient cohibida. No me ha visto nunca de hombre.

      Eliminar
  3. Hola. Yo también me excite mucho. En realidad hay hombres así? Que barbaridad. En el fondo nos gusta ser tratadas así, les pertenecemos debemos asumirlo.

    ResponderEliminar